Link de nuestro patrocinador: http://www.escueladebellezamariela.edu.co/

jueves, 16 de octubre de 2014

Puente festivo... pedaleando! (FOTOS)

videoDespués de la frustrante pero necesaria cancelación del paseo a Caramanta, mientras Carlomagno contaba bases y pinceles, el grupo se reunía en inmediaciones del hotel Inter, no para observar el agujero negro que quedó del Space, ni a ver los fantasmas de Asensi y Continental Tower, sino a iniciar otra maravillosa jornada de pedaleo y esparcimiento.
Aunque no faltaron los comentarios del Monito respecto a estos edificios de la constructora más famosa de los últimos meses, el tema más influyente fue la ausencia de muchos de los coequiperos del grupo, pues al mirar hacia los lados, los presentes se asombraron ante la pobre convocatoria del húmedo y frío domingo.

La rodada entonces, se retrasó un poco más de lo acostumbrado, mientras se esperaba que las sombras que ascendían a lo lejos fueran de algún Marielo’ cogido de la tarde,  no fue así… únicamente nueve corajudos retaron el alto de Las Palmas, y justo cuando decidieron iniciar la marcha… pinchazo!
El Monito tenía su rueda trasera completamente desinflada, y por estar ‘englobado’ hablando hasta por los ojos, no se dio cuenta que se encontraba pinchado y el grupo se vio obligado a retrasar aún más el inicio de la jornada, mientras se cambiaba el neumático del plumífero mayor, solo entonces se dio inicio al ascenso.
Pero, como poseídos por elfo maligno, solo unos metros más adelante, la llanta de la Hormiga sufrió el mismo inconveniente y nuevamente se retrasó la subida; tan solo se habían recorrido 20 metros y la nueva detención se hizo en las raíces del propio edificio Asensi, por lo que aterrorizados ante el riesgo de perecer aplastados apuraron el cambio de llanta.

Por fin, rodaron alegremente y superaron el riesgo de los edificios abandonados nuevos, por lo que la amena plática fue su compañía en los kilómetros que siguieron, y al mencionar las razones para la ausencia de tantos compañeros, se aseguró que muchos tuvieron verdadero terror de enfrentar el ascenso que ellos hacían en ese momento, por ejemplo Michelín, quien convenció a Gaviotín de recorrer otra ruta y de seguro (se dijo) rodarían en esos momentos junto a Cranky y Vargas.
También se mencionó a Zurriburri, quien al faltar Carlomagno no hizo falta justificación y pareció normal su ausencia, mientras inexplicablemente no aparecieron Bedoya y  Vampirín que se creyó habrían escogido una ruta que le permitiera a Vampirín  evitar la bochornosa humillación de llegar de último como es ahora costumbre.
Pero el comentario que más dudas (risas) produjo al interior del reducido lote, fue el hecho por Monito en relación con la adquisición de una preciosa, moderna y ligera máquina por parte del Yerno, pues aseguró que “esa platica se perdió, mejor hubiera comprado una moto”, y ante el interrogante de por qué decía algo tan atrevido, respondió: “como  dice el viejo y conocido refrán: ‘no es la flecha,… es el indio!’”, ante esta escandalosa premisa, en el desayuno se grabó por parte de CNN una declaración ante cámaras del temerario pajarillo, por si las dudas.
Mientras se continuaba con el ameno diálogo, se ganaban kilómetros a la montaña, por lo que pronto habían superado el kilómetro 10 y ya habían dejado atrás la loma del Tesoro, cuando súbitamente, un rubio pálido de uniforme negro que hizo recordar inmediatamente al querido y admirado Alan, sobrepasó al lote y comenzó a sacar diferencia; muy pronto Animal, Médico y Oscarice aumentaron el ritmo cortando de inmediato las alas del pájaro d’oro, y con él también se rezagaron Monito, Profe y un poco más adelante Hormiga, Pala y Julián, junto a el invitado de la UdeA que rodaba con el MCLRT.
La cima fue conquistada muy rápido y Oscarice fue nuevamente el vencedor, mientras durante el reagrupamiento, recibían la agradable compañía de la hermana del Animal, que comenzaba apenas su entrenamiento matinal. Como no había una ruta definida, se tomó la decisión de continuar por llanogrande para en el mall, doblar a la derecha con dirección a La Ceja; la Hormiga desertó y decidió regresarse desde el propio alto de Las Palmas, mientras Julián y Oscarice (junto al foráneo invitado) decidieron que eran muchos kilómetros y se desviaron en el cruce hacia el aeropuerto, dejando solo seis ciclistas en el lote.
Sin embargo, no habían terminado de despedirse de los tres evadidos, cuando encontraron en la misma dirección que llevaban a Bedoya y Vampirín, quienes subiendo por el túnel, tenían la intención de rodar por oriente sin rumbo fijo, por lo que se unieron al lote en el recorrido que por la vereda Portezuelos, los dirigió por empinadas  cumbres al municipio de La Ceja del Tambo.
Una agradable travesía inédita por el grupo, por lo que todos comentaron la excelente idea de incluirla en las salidas dominicales, mientras Pala amenazó con que en el año 2015, estaría pavimentada por completo otra de las más representativas lomas de Envigado, por lo que aseguró que podrían realizar el recorrido Medellín-Barbosa-La Catedral; sí, el icónico sitio donde se erigió el mayor símbolo de ignominia que le dejara el narcotráfico a estas tierras.
El avituallamiento se realizó en el parque del municipio mentado, y se salvaron de más pinchazos en sus ruedas ante la gran cantidad de vidrios esparcidos por todas las calles aledañas y que demostraban la enorme rumba que había trascurrido horas antes… “pan y circo” comentaría el Monito.
Poco agradable resultó el pastel de pollo que les sirvieron en el habitual sitio de abastecimiento, por eso aunque con entrevista televisada y más risas, no fue del todo el mejor desayuno dominical que podía esperarse; pero, como el trayecto no estaba definido por completo, las múltiples propuestas dieron por resultado que irían hasta San Antonio de Pereira y de allí, subirían por Sajonia para hacer un poco más de kilómetros, todos parecieron conformes.
Por lo anterior, pasaron por la glorieta del Aeropuerto, donde fueron seguidos por otro lote ciclístico que inicialmente se pensó que seguiría en dirección al alto de Topos, pero que cuando los Marielo’s giraron a la derecha para continuar hacia Sajonia (Sta Helena), decidieron también seguir la misma ruta.   Entonces, como era previsible, todos quisieron mostrar su fortaleza y como por estos días Bedoya y Médico son quienes han mostrado mejor condición, fueron los primeros en adelantarse, tratando durante los 8 kilómetros del extenuante ascenso mantener alejados a los foráneos rivales.
Lo lograron con creces, pues aunque los extraños subieron forzando la marcha, la diferencia creció a cada kilómetro, para ser en el alto más de cuatro minutos; Animal intentó hacer podio, pero solamente consiguió separar al lote ‘rival’ para que llegaran como botón de chaleco, intercalados con el propio Animal y Pala, mientras los vergonzosos tiempos de Monito y Animal se juntaron con el deplorable Vampirín para llegar de últimos.
Unos querían bajar por Santa Helena y el más acucioso fue Pala, quien insistió hasta el cansancio, pero quienes más insistieron y lograron su cometido fueron Bedoya, Vampirín y Médico, por lo que atravesaron por Pantanillo para desembocar en el Cebadero con intenciones de bajar por las Palmas.
Pésima decisión, hay que reconocerlo y darle la razón a Pala, pues el soleado firmamento, se tornó gris oscuro y casi negro al caer en la vía a Las Palmas,  por eso, se aceleró el paso, dejando rezagados a Profe y Médico, por lo que cuando este último sufrió un pinchazo en su rueda trasera, tuvo que esforzarse por alcanzar a los demás a avisar que su rueda se estaba desinflando, alcanzando únicamente a Pala y Monito.
El cielo se descongeló en un segundo y poco antes del mall Indiana, los cuatro coleros ya estaban bastante mojados y además separados, pues Monito se congelaba en el propio mall, mientras Profe y Pala se calentaban con una agüepanela en el estadero del alto, y Médico llamaba a cada uno desde Sancho Paisa; se supo que los demás alcanzaron a bajar un kilómetro en sentido a Medellín y también se detuvieron a esperar que escampara.
Lo demás es imaginable por todos, una vez amainó la tormenta, bajaron en pequeños grupos con destino a sus hogares, donde los esperaría un buen baño con agua caliente y las cobijas para descansar, mientras por la ventana se miraba caer agua toda la tarde.

1 comentario:

  1. en el video se observa como siempre, no los mas jocosos del grupo, sino los mas envidiosos en especial pala.

    ResponderEliminar

Bienvenido, tu comentario será publicado en poco tiempo...