Link de nuestro patrocinador: http://www.escueladebellezamariela.edu.co/

miércoles, 25 de agosto de 2010

Salida 29 de Agosto

La salida propuesta para el próximo domingo esta interesante, pero otra vez para oriente. Que tal si vamos hacia el norte, hace tres semanas no se va por allí, puede ser para la Quiebra arriba de Santiago, o Santo Domingo

lunes, 23 de agosto de 2010

Reportando sintonía !

Cuando atravesaba la avenida 33, observó pasar raudos a tres ciclistas, y al reconocerlos, encontró que aunque dos de ellos llevaban uniforme diferente, ese mismo número eran Marielo's. El primero en observar con envidia, fue a Tabares, quien por chicanear, mostró un modelo italiano en su uniforme, el segundo, a quien miró con los mismos celos, si vestía orgulloso el atavío del grupo ciclístico Mariela, se trataba de Pala. El tercero, aunque ha compartido con el grupo, no es el eximio escalador que pueda seguir el paso impuesto por nuestros líderes; se trataba de Echeverri. 
Al continuar su atribulado recorrido, rumbo al trabajo, recibió una curiosa llamada, era Bestia, quien indagaba por el lugar en donde se encontraba el grupo, a lo que contestó: "no sé, no pude salir, estoy trabajando", y su voz se confundía con un lacónico sollozo.
La mañana siguió gris, aunque el sol resplandecía, pues los muros que lo rodeaban, daban un aspecto tétrico al edificio, poblado de dolientes, que se encontraban visitando a sus familiares; una prisión, fue el adjetivo que pudo recordar, para describir la escena.
Realizó un par de llamadas, y con ellas se enteró de el paso del grupo, por la curva de Rodas, aunque la descripción recibida por el Profe, fue el de un recinto que se encuentra al lado izquierdo de la vía, que debe tener algún significado especial para este, pues, al no tener la mejor señal, repitió en múltiples ocasiones: "vamos por el descanso del amor, vamos por el descanso del amor..."; ni siquiera entendió la pregunta realizada, sobre si habían encontrado a Bestia.

martes, 17 de agosto de 2010

En puente...

No fue el más concurrido periplo del año; pero las dos etapas del fin de semana, fueron realmente agradables.
El domingo, en un largo recorrido, se llegó a Belmira, la patria chica "putativa" del Ingeniero. Sin embargo, no fueron pocos los felones, que acortaron el recorrido, con múltiples coartadas. El primero, fue a su vez el último en llegar a San Félix... sí, el Monito, quien tan pronto coronó este alto, y después de recuperarse, durante un par de horas, tomó camino de regreso.  Solo un poco más adelante, en Ovejas, el regreso correspondió a Rastrojo, se pensó que con la intención de dar cacería al primero.  De ahí en adelante, se rodó parejo, sin un ritmo muy ajustado, que sin embargo, rezagó a el Médico, quien decidió entonces el regreso, el cuál encontraría la compañía de Paila, que indicó que quería ver el final de la vuelta a Colombia; también estaban Milton, quien no pudo dormir por la inquietud de Ana Sofía; Tabares, también se regresó, este sin explicar la causa, al igual que Juanca; y Morita, que insistió que era un recorrido muy largo. 

jueves, 12 de agosto de 2010

Reacción del Capo !

Hemos recibido, gracias a nuestros amigos del DAS, información confirmada, que nos indica, que será evaluada por parte del Capo, la posibilidad de expulsar fulminantemente, al Monito, por las declaraciones proferidas el domingo anterior.  Se supo también, mediante estas interceptaciones, que el Capo, hará un sondeo o encuesta, para saber quienes apoyan la iniciativa, y que quienes se nieguen a hacerlo, no serán tenidos en cuenta, para la colección invierno-verano-invierno, del uniforme del equipo.
Conminamos, a todo el grupo de Marielo's, a expresar su opinión sincera, y sin presiones de ninguna índole, respecto a este bochornoso incidente.

lunes, 9 de agosto de 2010

Lo prometido es deuda! (crónica)

Un domingo que amaneció con el cielo encapotado, presagiaba una nueva frustración; sin embargo, el ánimo llevó a los 10 valerosos Marielo’s a reunirse en el Palacio, y emprender una nueva jornada de pedaleo. Más adelante, se les uniría Tabares, quien no llegó puntual. La ruta elegida: oriente, y con un gran ambiente en el grupo, se rodó muy suave, hasta las primeras rampas de la subida de la autopista, que conduce a Bogotá. Tan sólo unos kilómetros de ascenso, y sin que el paso fuera muy fuerte, Monito acusó fatiga y se rezagó definitivamente; aunque el paso del grupo comenzó a acelerarse, con el paso impuesto por Pantani y JuanDiego, los demás soportaban estoicamente. No obstante, una vez se pasó por el peaje (Km 6), Paila decidió apretar aún más, y el primer damnificado, fue el Médico, quien a pesar de sus repentinos arrebatos de fuerza, que le alcanzaron para llegar a los punteros, aún arrastrando a Libardo (un muchacho que hasta hace poco corría con la élite), quien se vió con la mano en un bolsillo del Médico; se quedaba un poco más arriba. El grupo, ya no se encontraba compacto, y solamente Cuneta, Tabares, Pantani y Libardo conservaban la ilusión de cazar a Paila, lo cual, se dió un poco más adelante.