Link de nuestro patrocinador: http://www.escueladebellezamariela.com/

lunes, 14 de julio de 2014

martes, 1 de julio de 2014

sábado, 17 de mayo de 2014

Fotos Versalles, Sábado 17 de Mayo de 2014

Click en el siguiente enlace y observe las fotos de las salida a Versalles de este trio de Marielos. Observe como el Gordo ha desayunado en cuatro ocasiones: en casa antes de salir, en Marión a las 7 am, en Versalles y en casa despues de llegar... y asi quiere bajar de peso!!!

https://plus.google.com/photos/100659413366205406899/albums/6014451712726203569

domingo, 11 de mayo de 2014

Fotos, Escobero Domingo 11 de Mayo de 2014

click en el siguiente enlace y observe los verdaderos varones de la ruta que afrontaron estoicamente esta considera entre las cuestas más rudas en el mundo. Ausencias notorias escudadas muchas de ellas en excusas baladies,  fantasticas y que solo existen en las mentes desus creativos autores. Al que le caiga el guante que se le chante!!!

https://plus.google.com/photos/100659413366205406899/albums/6012190831802474577

lunes, 21 de abril de 2014

Gabo murió en semana santa... y nosotros de parranda. (Parte I)

Los echaron de la casa?
Aún dormía la ciudad y los clérigos soñaban con los siete potajes del día siguiente, cuando los corajudos Marielo’s se saludaban en un parqueadero del sur de la capital Antioqueña, todavía tenían fresco el recuerdo de sus lechos y unos taciturnos ojos demostraban el esfuerzo que habían realizado minutos antes para abandonar la comodidad del somier al que añorarían volver en tan pocas horas.
Momentos precedentes, alguno de ellos escuchó el timbre de su celular mientras terminaba una corta ducha y reconoció la voz amodorrada de su esposa que indicaba que la llamada era para él, por lo que rápidamente abrió la puerta del baño para tomar el teléfono y escuchar las palabras temidas: “ya son las cuatro y veinticinco”, la cita sería en media hora.
Aunque el clima era frío y los vaticinios coincidían en que la humedad sería compañera
Todavía no llovía...
permanente, el saludo no dejó de ser caluroso y contagió de ánimo a los 21 héroes junto a los cuatro acompañantes y dos conductores que iniciaban el peregrinaje tradicional de la semana mayor, que en más de 10 ocasiones ha visto rodar por carreteras de igual número de departamentos al contingente Marielo’.
Poco a poco comenzaron a avanzar por la autopista sur con la mente puesta en la capital del departamento de Caldas, serían para la mayoría un poco más de 200 kilómetros que terminando en premio de montaña demostrarían una vez más la clase y pundonor deportivo del grupo; aunque todos disimulaban su ansiedad recordando anécdotas sin importancia que permitían ocultar su verdadera procesión: se iniciaba la semana santa.
Llegando a Minas.
Era miércoles y todos habían acordado transitar armoniosamente para disfrutar del paisaje, lo que fue aprovechado para indagar por los compañeros ausentes, se dijo que Hormiga tendría visita desde su tierra ancestral, que Paila se trasladó a la costa caribe, se recordó la convalecencia de Morita, Oscarice no asistió porque sí y se mencionó que Cranky tenía un compromiso con la familia, todo entendible; lo que dejó serias dudas fueron las razones para la no aparición de Monstruo y Animal, dos tradicionales acompañantes en las salidas del Mariela’s y que sin explicación clara se ausentaron.

Conexos
Sin embargo, la más comentada de las ausencias fue la de Pala, nadie puede entender por qué cada vez que un reto temible se aproxima nuestro benemérito camarada sufre una seria recaída de salud y debe iniciar un largo tratamiento que le impide acompañarnos; fueron muchas las opiniones y vaticinios pero nada fue aclarado por la mordaz lengua de los integrantes más veteranos del lote, incluso algunos se atrevieron a decir que no le fue concedido el permiso por parte de quien manda en su casa… que insolencia!
Las carcajadas eran unánimes y progresábamos sostenidamente, por lo que el primer ascenso se inició y con él la transmisión del radio-parlante que es el Monito, mientras Profe comenzaba a perder algunos metros, Sancocho aumentaba el ritmo sin inmutar a los demás, quienes conocemos la rápida pérdida de paso del susodicho plato típico; Leña que milagrosamente fue autorizado a asistir a la peña (según se dijo Yuly estaba pagando una penitencia), junto con un impetuoso Cuneta se encargaron de poner el paso, permitiendo que la inmensa mayoría de compañeros coronara el alto de Minas agrupados.
Vista Hermosa
El descenso dejó ver las innegables dotes de Rastrojo, que rápidamente tomó ventaja arriesgando más que los mismos élites en carrera, por ello Magnelly, Ingeniero y Alan se miraban de reojo para identificar si alguno estaba dispuesto a perseguir al fugado para no permitirle ventajas que pudiesen ser definitivas, no llegaron a ningún acuerdo; los demás descendíamos con precaución pues aún el pavimento se encontraba húmedo y no teníamos ningún afán en llegar al primer punto de avituallamiento, acordado al atravesar el río Cauca en el municipio de La Pintada.
La entrada...
El desayuno fue opíparo, pues  no se contuvieron los deseos y como para variar los más avezados comensales fueron Profe y Urrao, quienes de haber compartido sus desayunos habrían salvado a una buena parte de los habitantes de calle de Medellín del ayuno al que se enfrentarían en ese momento, los demás con sencillos platos de pescado, huevo, fríjoles y arroz, satisficieron sus gustos.
Barriga llena, corazón contento solían decir los abuelos, y a propósito de Barriga, nuestro compañero, al decidir iniciar el trayecto ciclístico en La Pintada, salió en auto más tarde y se encontró con un enorme taco a la altura del municipio de Caldas, obligándolo a hacer la ruta por Bolombólo que al aumentar significativamente el kilometraje, le imposibilitó la puntualidad y fue una baja para esta parte del recorrido; los demás encabezados por Carlomagno y Zurriburri comenzaron a rodar en dirección contraria a las turbulentas aguas del río para alejarse paulatinamente de su terruño querido.
Colegaje
Nuevamente la camaradería y afabilidad acompañaron al grupo en el trayecto que les llevó a superar el alto de Pipintá y el eterno deslizamiento de Chirapotó, donde en el mismo sitio en que dos años atrás pinchara Sancocho, sufrió abolladura de su rueda delantera Cuneta, pero como poseído por elfo maligno, fue solo el primero de cuatro pinchazos en la misma rueda delantera, lo que demoró el avance, permitiendo que la categoría “V” se adelantara para continuar con su enconada disputa.
Que vuelva a pinchar!
En la cuarta de las detenciones por desperfecto mecánico, tuvimos la fortuna de quedar muy cerca de una pequeña tienda  en donde mientras los mecánicos trabajaban los demás reíamos con las ocurrencias de los otros, fue tan animado el instante que Monito incluso se atrevió a proponer que termináramos la etapa allí mismo, pero al estar en medio de la nada, el único que le secundó fue Vampirín, que comenzaba a mostrar temor ante lo que faltaba.
Solo en las fotos se pone al frente.
Después de desviar el camino en La Felisa y atravesar el túnel del mismo nombre, recorrimos tierras de Risaralda que con un aurífero verde nos recordaron el intenso verano que soporta esta rica región del país; y al pasar sobre el puente de Irra, dimos alcance a un pequeño grupo colega que se dirigía a Chinchiná y que hizo que en los últimos de los incontables repechos que llevan a Trespuertas,  el paso se apurara hasta el punto de desfigurar el lote, por lo que llegamos a la segunda detención en pequeños grupúsculos donde sobresalían los demacrados rostros de los ruteros.
El pájaro d'oro...

Chavela con su acostumbrado escándalo informaba que aunque ya llevábamos más de 180 kilómetros recorridos, faltaban los 18 más exigentes pues se trataba de ascender desde los cerca de 200 msnm en que nos encontrábamos a los 2160 en que se encuentra la ciudad de las puertas abiertas; el escándalo pareció achicopalar al Monito, pues decidió poner pie en tierra y acto seguido subirse en el carro acompañante de forma burda y traicionera, de nada sirvieron los reclamos, el pájaro aunque lo pinten de colores...
Que va a poder!!!
Todo un calvario para algunos resultó la dichosa tachuela, mientras con paso firme Cuneta, Urrao y el mismo Chepe atacaron la cima, el Médico se vio desvanecerse hasta hacerse un mero remedo de ciclista; aunque el ritmo fue pausado, poco a poco los kilómetros acumulados hicieron una selección natural del grupo que permitió reivindicar las condiciones no solo de los antes mencionados, sino también de Leña que llegó  a la plaza de toros donde muchos pasodobles se han disfrutado poco después que Vampirín quien aunque sin su legendario rival, se esforzó al máximo, el Míster fue felicitado por su inmensa ascensión que no le impidió perder tiempo con Chepe, el propio Chavela a pesar de su bicicleta poco apta y Fastástico con su particular estilo dieron también cuenta de la dura cuesta.
Listos para engullir
El primero en coronar la cima sin embargo fue el pájaro d’oro perenne, pero como cosa curiosa lo hizo montado en la cómoda camioneta del Ingeniero, pues al Monito solamente se le vio en la subida tomando cerveza en un estadero del camino; mientras el jolgorio frente a la plaza de toros corrió por cuenta de los Marielo’s, quienes poco a poco formaban un pequeño carnaval con la llegada de todos sus integrantes, pues a los anteriormente mencionados se sumaron un fenomenal Carlomagno con su eterno y quijotesco compañero Zurriburri, un rudo Michelín, una corajuda AnaMaría, un valiente Barriga, un constante Yerno, un grandioso Rastrojo, un enorme Profesor, un sorprendente Morales, y un sorpresivo Ingeniero.
Donde es la cena???
Ya completos y con la alegría del reto cumplido se unieron a los acompañantes quienes encabezados por Lukas el animado conductor del primer vehículo acompañante, se alegraban de terminar tan agotadora jornada, que con un sofocante calor nos había castigado durante cerca de 7 horas; ahora nos esperaba un merecido descanso en el hotel asignado; pero no sabíamos que el descanso se postergaría tanto, pues con las indicaciones de Carlomagno y la orientación de Urrao… nos perdimos; dando vueltas por el centro de Manizales el uniforme lote
Satisfechos?
Marielo’ pareció más un aviso publicitario de circo pobre que un verdadero club deportivo, los rostros pintados con el hollín de la carretera adherido al bloqueador solar y el abundante sudor hacían parecer a cada uno de nosotros un payaso mal maquillado; tal vez por eso cuando Carlomagno enredó su manilar con la cartera de una doña, esta chilló a viva voz mientras nuestro compañero hincaba sus codos en las piedras del camino, “me quería robar el bolso”, nadie se atrevió a desmentirla porque, caras vemos…