Link de nuestro patrocinador: http://www.escueladebellezamariela.edu.co/

lunes, 6 de abril de 2015

Semana santa, la vía de "La dolorosa"... el páramo de Letras y al alto de Minas.

El campeón final, con la "maglia rosa"
 Aunque las expectativas eran altas, la satisfacción ahora es mucho mayor; la gesta de semana santa al interior del grupo Marielo’ fue realmente apoteósica, es muy difícil plasmar en palabras la satisfacción que embarga a esta redacción y que ha sido compartida con la mayoría de los excelsos integrantes del lote que rodó por las carreteras colombianas al unísono durante este largo puente santo.
Para comenzar, es absolutamente necesario agradecer a cada uno de los participantes de este espectacular paseo, porque fue un extraordinario itinerario por nuestro país, que una vez más nos demostró que lo más valioso que tiene (y de lejos) es su gente; esos pálidos que aprendieron de los africanos a disfrutar del trópico y se mezclaron con los dueños de la tierra para heredarnos la humildad y el regocijo de ayudar a los demás en una minga tradicional.
El orgullo aflora con fuerza cuando se disfrutan momentos sublimes donde la camaradería y complicidad están delante de la rivalidad y el reto es únicamente consigo mismo, sin que cause ningún orgullo el vencer al compañero que se esfuerza por entregar lo mejor en la ruta y en cada descanso del camino.
Orgullo estar acompañados por las promotoras, impulsadoras y mástiles del día a día, ellas esposas, novias, hijas con su sonrisa y aliento nos permiten esa vuelta al pedal que pensábamos seríamos incapaces de realizar y nos entregan su energía para mantener la sonrisa en medio del intenso dolor que produce el esfuerzo máximo y el agotamiento consecuente.
El regreso es pleno, y sin embargo, genera un vacío profundo, la casa es grande al compararla con el recuerdo de los días previos a la partida, ahora somos más pequeños, ahora sabemos que podemos empezar a crecer, a colocar el ladrillo diario que permitirá construir ese inmenso castillo que llevamos dentro y solamente aprenderemos a diseñar con el aprendizaje de entregar, entregar lo mejor a los demás, porque seremos más grandes entre más vacíos quedemos.
La reflexión de la semana que conmemora la crucifixión de aquél hombre llamado Jesús, que ofrendó su vida para ponernos el listón más alto, para que entendiésemos que nada somos sin el “amaos los unos a los otros, como yo os he amado”, como hermanos que somos; quien nos mostró como el  respeto, magnanimidad, generosidad y bondad no son patrimonio de ninguna religión; “Jehová”, "Iesu", "Iesua", “Joshua”, “Yeshua”, “Yahvé”, “Yehoshua”, “Yahweh” o “Jesús”, nunca creó iglesia alguna, nos mostró el camino solamente.
El miércoles de la semana mayor no es festivo, no hay conmemoración y los cristianos de todo el mundo como los musulmanes, budistas, maoístas, judíos, hindúes, agnósticos e incluso ateos, se levantan a realizar sus quehaceres como la mayoría de los días del año, pero un grupo de 24 ciclistas, junto a 11 acompañantes y cuatro vehículos se encontraban nerviosamente en una calle de Medellín, su propósito era iniciar el periplo, que como cada año, recordaría el padecimiento de Jesús al revelar su visión de comunidad que discrepaba con la de las élites reinantes.

No serían de la partida Michelín que dijo estar fuera de forma, Oscarice que debió asistir al matrimonio de su cuñada, el Animal que no dio explicaciones sobre su retiro, Caleño que se fue para su tierrita, Morita que va recuperándose poco a poco de su lesión,  Alan que tuvo que acompañar a su esposa en Inglaterra, y envió entonces a una pareja de espléndidos ciclistas norteamericanos para que no faltara la representación internacional; además, se ausentaron otros que no han decidido tomar los hábitos Marielo’s como Cranky o Vargas.
Quien a última hora, misteriosamente decidió cumplir el vaticinio de la gran mayoría del lote Marielo’ fue Pala, que informó que por calamidad doméstica abandonaba el barco y debía renunciar a la que según había indicado con anterioridad, sería la actividad ciclística más importante a realizar en el presente año; nadie dudaba que habría alguna razón para desistir a la invitación del grupo.
El despegue fue paulatino y las bielas comenzaron a rodar lentamente mientras el corazón impulsaba más rápido como queriendo mejorar la velocidad de las piernas; el recorrido de esta primera estación comprendía cerca de 180 kilómetros en terreno quebrado, llevando al grupo al final de la jornada al municipio de Puerto Triunfo, aún en el departamento de Antioquia.
El lote incluía entonces a Monstruo, que por motivos laborales tampoco podría hacer el recorrido completo y solamente compartiría con los aventureros esta primera jornada, regresándose desde la mitad del recorrido; más adelante se uniría Barriga, que tampoco logró acomodar sus obligaciones profesionales y debía esa misma tarde trabajar en ello, por lo que con el traslado de su vivienda al oriente antioqueño salió al camino para acompañar al grupo en un buen trayecto del mismo.
Los demás se esforzaban por no dejar vislumbrar sus miedos y nerviosismo, por lo que una vez la carretera se empinó para acercarles al oriente antioqueño, solamente el Monito se daba el lujo de hablar y burlarse de la situación, pero principalmente de su propia pena, pues era conocedor de su estado físico que no se correspondía con el de otros que estaban más preparados que un kumis.
Cuando avistaron a los “cuchos”, ya estaban a punto de coronar el primer alto del día, es decir el alto de La Virgen en Guarne, y notaron como estos iban comandados por Anita, que junto al Alcalde trataban de llevar a Confite y Rastrojo a rueda para facilitarles la subida, por lo que rápidamente se acomodaron en el lote que subía un poco más rápido, para completar el grupo completo que inició este reto, en total en ese momento eran 22 pedalistas, a ellos se uniría Yerno en Doradal y Barriga un poco más adelante, para junto al Monstruo retirarse un poco más adelante.
Aquí comienza el relato de esta emocionante y divertida aventura ciclística, cada uno de los 22 participantes fue un protagonista y será resaltado como tal en la crónica que estará disponible en breve, por lo pronto, les adelantamos las fotografías de carretera, es decir, las tomadas al interior del lote, aún sin que tengan la plasticidad y elegancia de las que toma nuestro fotógrafo oficial, es decir el Animal.

Fotos, dar click aquí!

3 comentarios:

  1. los felicito a todos, son unos berracos, que vuelta mas dura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ánimo Juan Camilo...

      Eliminar
  2. los felicito a todos, son unos berracos, que vuelta mas dura

    ResponderEliminar

Bienvenido, tu comentario será publicado en poco tiempo...